Ruedas y cepillos abrasivos

Operación
Material
Máquina
Grupo de productos
Discos abrasivos
Diámetro/mm
Ancho/mm
Diámetro del vástago/mm
Núcleo/mm
Tipo
Indice de finura
Abrasivos tipo
Perfilado láminas

La rueda abrasiva: la primera elección para el lijado fino y flexible de superficies

Para trabajos como el lijado o acabado de superficies, la rueda abrasiva del surtido de Klingspor representa una valiosa ayuda. Los profesionales y aficionados que eligen una rueda abrasiva del amplio programa de Klingspor compran unas herramientas con una alta calidad y un precio competitivo para cubrir sus necesidades. Porque quien lija con Klingspor, siempre lija como un profesional.

Encontrar ruedas abrasivas para aplicaciones especiales

El usuario que emplea ruedas abrasivas busca un producto que se adapte perfectamente a la aplicación concreta. Por este motivo, Klingspor ofrece a sus clientes productos especiales con una calidad optimizada capaces de solucionar incluso problemas difíciles. Entre ellos se encuentra el producto FSR 618. Esta rueda abrasiva de láminas plegadas está diseñada especialmente para el mecanizado de juntas, ranuras y acodaduras, donde consigue los mejores resultados. Las láminas plegadas por pares penetran en todos los rincones y permiten trabajar incluso en zonas donde no se habría esperado.

El modelo WSM 617 es otro producto popular de la fabricación de Klingspor que ha demostrado su valía en la práctica. Este cepillo mil hojas se atornilla sin herramientas adicionales de manera rápida y sencilla en la esmeriladora angular. El uso tiene lugar en el lado frontal o en posición plana. Por ejemplo, esta solución universal elimina a fondo la herrumbre ligera de un radiador antiguo o una barandilla metálica, de manera que la superficie se puede pintar inmediatamente después. El cepillo de diseño esbelto dispone de láminas flexibles dispuestas en sentido radial, con lo cual se adapta de manera óptima a los contornos. Elimina con la misma fiabilidad restos de pintura, rasguños leves o salpicaduras de soldadura. En consecuencia, goza de un gran aprecio entre los usuarios en el mundo entero. Un consejo: Si la esmeriladora angular dispone de una regulación de velocidad, esta rueda abrasiva incluso puede mecanizar materiales con madera.

La herramienta adecuada para múltiples ámbitos de aplicación

Una rueda abrasiva de Klingspor se utiliza para numerosas tareas. Entre ellas se encuentran

  • la eliminación de pinturas, lacas y masilla
  • el lijado de cordones de soldadura
  • los trabajos de desbarbado
  • la eliminación de colores de revenido y
  • la eliminación de óxido de acero.


Las ruedas abrasivas, el cepillo abrasivo con vástago (llamado también cepillo mil hojas de láminas pequeñas) y los rodillos de acabado también demuestran su versatilidad en lo que respecta a las máquinas que permiten su utilización. Entre ellas se encuentran máquinas como

  • el amoladora de banco
  • la amoladora recta
  • la extensión flexible
  • la amoladora angular
  • la satinadora y taladradora

De esta manera cumplen todas las necesidades a la hora de elegir ruedas abrasivas para máquinas en empresas industriales, talleres metalúrgicos o empresas de artesanía, así como para aplicaciones de bricolaje.

Si la máquina no permite regular la velocidad, el producto se elige en función de la velocidad establecida. También para este tipo de máquinas, Klingspor ofrece ruedas abrasivas que trabajan en un régimen óptimo.

Las características típicas de las ruedas abrasivas

Al igual que todos los demás productos abrasivos de Klingspor, las ruedas abrasivas producen unas imágenes de lijado características: unas estructuras lineales largas y continuas en la superficie mecanizada. Después del mecanizado con la rueda abrasiva, las estrías de rectificación son mínimas y el acabado es particularmente liso. Esto permite realizar mecanizados de superficies profesionales que cumplen las máximas exigencias.

A la hora de elegir las ruedas abrasivas, el cepillo abrasivo con vástago o los rodillos de acabado se debe tener en cuenta lo siguiente: por su construcción, las ruedas abrasivas proporcionan un lijado más fino que las bandas abrasivas. Por este motivo, el arranque de viruta y el acabado se pueden realizar en una única operación. Si se pretende alcanzar una tasa de remoción comparable a la de una banda abrasiva, los expertos de Klingspor recomiendan elegir una rueda abrasiva con una granulometría dos o tres niveles más gruesa.